Tus especialistas en obras de desamiantado

Para llevar a cabo una adecuada y correcta retirada de fibrocemento, se precisa la elaboración de un plan de trabajo específico para cada actuación, en el que se desarrolla tanto el proceso de retirada de fibrocemento o materiales con contenido en amianto, como los controles a realizar. Este plan debe estar aprobado por la autoridad competente, previamente a la realización de los trabajos.

El desamiantado o retiro de amianto es un procedimiento que requiere de un control absoluto y máxima seguridad. En Desamiantos GHB contamos con un amplio equipo de profesionales capacitados y con amplia experiencia llevando a cabo trabajos de desamiantado. Por eso garantizamos la mejor calidad en todos los servicios prestados. En unas obras de desamiantado conviene diferenciar varias etapas:

  1. – Etapa estudio: En esta etapa es donde se analizan todas las características del trabajo a ejecutar, es decir, ubicación, medios auxiliares a emplear, accesos, estado de la edificación, medidas de seguridad, posibles afecciones a edificios colindantes y personas, etc. Todos estos datos son importantísimos para poder plasmarlos en el Plan Especifico para actuaciones con amianto. Una vez aprobado por el organismo competente, procedemos a la actuación.
  2. – Etapa preliminar: Preparación del área de trabajo. La zona de trabajo donde existe riesgo de contaminación, tiene que ser acotada, señalizándola por el exterior por medio de carteles claros y visibles, limitando el acceso a las personas directamente relacionadas con las obras. Con ello se pretende reducir la exposición de amianto al mínimo número de personas.
  3. – Etapa intermedia: En esta etapa es donde se ejecutan los trabajos de desmontaje acordes al plan previamente aprobado, es decir, se intervienen los materiales de amianto siguiendo todas y cada una de las directrices y procedimiento de trabajo expuestas en dicho plan. Tras el desmontaje se precinta el material y se acopia en lugar asignado en obra para su transporte a vertedero.
  4. – Etapa final: Una vez desmontado y precintado el material con contenido en amianto, se procede a la limpieza del área de trabajo, así como la eliminación de desechos y residuos. Todos los residuos generados son cargados sobre camión para ser transportados a un gestor autorizado, el cual emitirá el correspondiente certificado de correcta gestión.